Arrugas que no levantan polvo, de Javier Villena.

Del viejo Blog: 13/11/2013

Una novela que emociona  con su lectura!!

Hoy hablaré de una de esas novelas que me han tocado con ternura el corazón. Antes de compartir mis percepciones sobre ella, os dejaré la biografía de su autor.

BIOGRAFÍA
Javier Villena Carrillo (Córdoba, 1977) es Licenciado en Ciencias Ambientales. Tras finalizar un Máster en Prevención de Riesgos Laborales, por motivos de trabajo se desplazó a Málaga, donde ha residido durante los Javier Villenaúltimos diez años. Allí no sólo consolidó su trayectoria profesional en una conocida entidad financiera, como director de oficina, sino que también comenzó su incipiente aventura literaria.
Desde niño ha sido un apasionado por el arte de escribir, aunque casi siempre lo hizo a escondidas y sin más destinatario que su propia intimidad. Ha tenido que ser esta novela la que ha dado voz a sus pensamientos y la que nos desvela a un escritor novel pero prometedor.
A principios de 2013 y una vez más por motivos laborales, regresó a su ciudad natal donde continúa, a soplos, con su próxima obra literaria.

ARRUGAS QUE NO LEVANTAN POLVO

Me ha sorprendido bastante por diversas razones. Es una novela muy bonita, tierna, divertida y rápida de leer. Se encuentra ambientada en la Luque (Córdoba) del año 1.967, aunque una parte de la historia transcurre en una fecha más actual. Según la crítica de quiénes vivieron en esa época o son de la zona, hay que decir que describe muy bien el marco histórico y geográfico.

001La novela trata principalmente de la vida de dos personajes con sentimientos muy humanos. Es una obra nacida puramente del corazón. Uno enseguida siente empatía con ella porque puede ser perfectamente la vida de nuestros abuelos, padres o tíos. Incluso nuestra propia. Encontraremos cosas muy comunes de la vida como pasar del cielo al infierno en cuestión de segundos, días o años. También, un toque muy acertado y de la época (según mi parecer) es descubrir como una “maldición” puede afectar de padres a hijos.

Estamos ante una novela cargada de amor. Y es ese precisamente (pasional y sincero, a primera vista, inocente y joven que tratan de derrumbar a toda costa) el que me ha recordado a Romeo y Julieta y, personalmente, me ha enganchado. No obstante, al mismo tiempo que se parece en ese romance incondicional, diverge y fluye en otras direcciones bajo el toque artístico de nuestro poeta del amor.

Heliana es una chica cuyas metas (en principio) se hallan en los estudios y una buena carrera. En cambio, sus padres (estrictas personas de buena posición social) piensan que eso de que una mujer estudie es una tontería. Lo que no sospecha, es que el mayor problema que recae sobre ella no se trata de lidiar con los padres al respecto. No. El mayor conflicto viene cuando conoce a un chico con un pasado un tanto atormentado. Él, Claudio, tiene un trauma que pendiente de resolver. Desde el primer momento de la novela ambos conectan en todos los sentidos. Es ahí donde ese Romeo y esa Julieta salen a la palestra para indicarnos que la familia de la muchacha no quiere al sobrino del lechero. Aunque la gente que lea esto pueda creer que es la típica historia de amor, me gustaría dejar bien claro y por escrito que no e invitaros a leerla.

Villena no solo nos da amor para leer, también nos mete en la intriga de sus peculiares personajes llenos de secretos y misterios por resolver. Dos muertes acechan la mente del joven Claudio. Una parte de la novela intenta traer a la memoria del chico qué ocurrió el fatídico día que su madre murió frente a él. Para quedar en paz consigo mismo, tendrá que ser capaz de resolver la tragedia de sus antepasados.

Los personajes visten de color la novela gracias a sus múltiples personalidades. Nos enseñan, a través de una lectura ágil y amena, sus dudas y miedos, sus deseos y odios, su rencor y… sobre todo, el caótico mundo interno que cada humano lleva consigo, a veces… incluso como un alma en pena.

Además del amor de Heliana y Claudio, nos divertiremos con la extraña y risueña pareja que forman Saúl y Mariela, dos jóvenes muy peculiares y llenos de alegría.

Javier Villena libro

Mientras uno navega por estas páginas y se empapa de toda la historia, va a ir riendo, llorando, enfadándose… Emocionándose, en definitiva.

ARRUGAS QUE NO LEVANTAN POLVO, de Javier Villena, es una novela muy interesante que desde mi blog, Soñando la Felicidad, recomiendo.

ENHORABUENA, JAVI.
Me ha encantado tu primera obra.

____________________
Por María del Pino.
Aviso legal: Gran parte del contenido del blog se encuentra protegido por el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual.

Anuncios

Autor: mariadelpinoblog

Escritora, ilustradora, ex-locutora de radio, guionista y actualmente directora en el mundo audiovisual con una película en montaje y varios cortometrajes a punto de salir del horno.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s