El poeta y la muerte, de Manuel López Gallego.

Si la presentación fue entretenida y digna de recordar por sus múltiples peculiaridades que la hicieron bastante original en la Feria del Libro de Córdoba este 2.015, puedo garantizar a echpSIZVQ7_q5Vs0KKFVwnxqIoJoziYlDgubwAqKirElos jóvenes (y no tan jóvenes) que esta novela no les dejará para nada indiferentes. Es de fácil comprensión y de muy rápida lectura. Ojalá en mis tiempos mozos (sí… hace entre diez y quince años) me hubiesen recomendado libros como este y no como la mitad de la literatura juvenil que nos mandaban leer como “lectura obligada” del curso (a excepción de algunos como “el caballero de las espuelas de Oro”, de mi paisano y admirado Antonio Gala, etc). Recuerdo que en el instituto, solía engancharme a casi todas las historias aunque siempre, siempre, les ponía un pequeño “pero” que la hacían carecer de una luz completa. Las razones solían ser sencillas: un adulto que seguramente no estaba día a día entre los jóvenes de mi edad intentaba hablar como tal o recordaba su época, llenándolo todo con una jerga y unos insultos un tanto “machistas” o “poco agraciados”. También ponía palabras malsonantes por parte de todos los jóvenes cuando hablaban entre sí, cosa con la que no estaba muy de acuerdo ya que mi máximo insulto era: ¿pero tú eres tonto o qué? Por el resto (que me desvío del buen camino), eran interesantes e incluso tenían ese toque distinto que las caracteriza como literatura juvenil.

Manuel López, ha conseguido mucho con su novela. Ha conseguido que recuerde mi época estudiantil y vuelva a las aulas llenas de gente agradable y no tan agradable y a las famosas preguntas que el profesor te formula cuando estás despistado o no estás entendiendo nada porque piensas que, de repente, te encuentras en una clase de idioma extraterrestre. Lo positivo, para mí, es que no se ha centrado en el tema de la juventud rebelde o en un personaje joven y alocado que solo piensa en empinar el codo, fumar o el sexo contrario. Me gustaría resaltar que, SOBRE TODO, ha conseguido que de mi boca no salga… o, mejor dicho, ¡QUE EN MI PENSAMIENTO! no exista ni un contra. Siempre, como cuando vemos una película, por mucho que nos haya gustado, a veces nos planteamos: ¿y si hubiese hecho esto? Pues aquí no hay opción de pensarlo. Es comaSHDPwm0slCUTmSZM3I1UcpMFB2krswIclBqi2RLbrk.jpgo cuando tu amigo o vecino te cuenta una historia que le ha ocurrido hace un rato. Tú solo escuchas y crees a pies juntillas sin plantearte otras opciones u opinar sobre la decisión tomada (que eso, en tercera persona, narrador externo, es más difícil de conseguir. Así pues, mi enhorabuena al autor).
Me gusta la cercanía con la que nos narra una bonita historia sobre la vida de una joven llamada Julia que tiene ciertos problemas personales sobre qué decisión tomar respecto a su futuro estudiantil/profesional. Es su último año de bachiller y ya todos, o casi todos, saben qué quieren estudiar para ser. Mientras lo piensa, o decide, Julia vive una serie de aventuras propias de la vida común. Su madre es actriz de teatro y, aunque ella la respeta y valora, por suerte o por desgracia, bien sabe que no es futuro y que pocos son los elegidos para triunfar como artistas aunque se tenga “el don” (la suerte tiene que acompañar…) para vivir cómodamente de ello. El caso es que para llegar a fin de mes y subsistir, la madre cuando no está de gira o actuando trabaja en un supermercado, en una cafetería, etc, y, además, alquilan una habitación de su modesto hogar a alguna joven estudiante. La historia va desarrollándose a medida que la nueva inquilina, Andrea, va creando momentos de tensión en Julia, haciendo que muestre un especial interés y una desconfianza que la llevará a obsesionarse un poco. Los azares de la vida hacen que su mundo gire hasta dar con un final inesperado y que Manuel “destapa” a la imaginación o creencia del lector, creando así un juego que gusta o no, que a mí me ha parecido muy acertado y que, en el fondo, todo el que haya ido creciendo un poco más con esta novela sabrá de qué hablo.

TvJ9dptLSFrtn5XCP61lvzqw5TU8YvJPqTT7ULcnYHIEL POETA Y LA MUERTE es, a la imaginación, como un gran cajón o maleta con varios compartimentos dentro. La idea principal, para mí en este caso el marco en el que se desarrolla, siempre estará ahí aguardando para salir bien hilvanado con el resto de subtramas destacables que tan bien ha sabido ir colocando para que no te percates de que, al fin y al cabo, las has ido abriendo todas sin darte cuenta. Es ideal no solo para los más jóvenes, sino para aquellos lectores que deseen descansar del mundo de la complicación y simplemente quieran, como yo, retroceder en la máquina del tiempo de un buen libro.
Os invito a conocer esta elegante, entretenida y bonita novela. Creo que a medida que vayáis desgranando un poquito más de ella os irá atrapando más y más, sea el tipo de literatura que sea o para el tipo de público al que vaya dirigida, ya que es entretenida y creativa.

Enhorabuena, Manuel López.

EDITORIAL: UTOPÍA LIBROS.

María del Pino.

_______________________________

Aviso legal: Gran parte del contenido de este blog se encuentra protegido por el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual.

Anuncios

Autor: mariadelpinoblog

Escritora, ilustradora, ex-locutora de radio, guionista y actualmente directora en el mundo audiovisual con una película en montaje y varios cortometrajes a punto de salir del horno.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s