“Mírame. Ahora te toca a ti”, de Marissa Cazpri.

Es primavera y, como dice el dicho, la sangre altera. Hablemos nuevamente de sexo, de placer, de extasiar nuestros sentidos y hacerlos vibrar con la literatura. Dejar volar la imaginación, recrear escenas morbosas que jamás nos habríamos planteado. Hablemos de lo que nos gusta y de lo que no nos gusta, seamos más o menos finos, delicados o brutos. Hagamos el amor o tengamos una loca noche de pasión desenfrenada, de lujuria pecaminosa. Digamos “tomarte aquí y ahora” o “follarte aquí y ahora” (sí, los asiduos a leerme os sorprenderéis de lo que acabo de escribir, pero bien sabéis que soy de lo primero). En conclusión, seamos libres, pero sinceros con nosotros mismos. Dediquémosle un ratito a nuestro espíritu sexual y seamos honestos con nuestra piel y sentidos. Se lo debemos.

mírame. ahora te toca a tiAsí pues, retomemos de nuevo el tema sobre la novela erótica de la mano de Marissa Cazpri. Hace pocos días, como recordaréis, dediqué un post con mi opinión de la primera novela de esta saga “Mírame. El juego de Marina”. Así pues, no iba a ser menos dedicarle otro a la segunda para terminar de decir así lo que pienso de este dueto Marina-Paul y su historia de amor. Porque sí, amigos, el erotismo más seductor y atrayente no es el de una noche de “aquí te pillo, aquí te mato” con una persona cualquiera de la que a la mañana siguiente ni nos acordemos. El erotismo más sensual y duradero es el que lleva un sentimiento detrás, ya sea mayor o menor, de obsesión por tener algo con alguien imposible, pura pasión y atracción física, o amor.

En la primera (atención, “spoilercillo”) terminamos de una manera que nos dejó mucho en qué pensar. Y sobre todo, con una pregunta: ¿Y AHORA QUÉ?

¿Qué? Pues mucho, amigos. Aquí, Marissa, nos plantea una serie de obstáculos de todo tipo, dignos de exaltar un “YA NO ME PUEDE OCURRIR NADA MÁS (porque peor que esto… ¿qué hay?)”, y pasa, nos cae, nos machaca hasta destrozarnos. Hay instantes en la novela en los que realmente te dan ganas de captar la atención del personaje y decirle cuatro realidades a la cara. O como diría mi abuela: cuatro verdades como puños (yo soy más bestia y soy de dar 4 hostias “BIEN DÁS”, que es lo que en realidad viene a decir el dicho popular). Es, básicamente, como querer aconsejar a tu amigo, advertirle que está haciendo las cosas mal o que no debe reaccionar de tal manera porque no es correcto. Ese amor-odio que uno llega a sentir por ambos protagonistas es una característica humana que nos hace únicos: cariño. Es, también y en parte, como ver la paja del ojo ajeno antes que la nuestra y desear quitarla. Y por eso mismo, muchas de las disputas que mantienen nos afecta como “oyentes” de esta historia.13087340_1163357703674760_7890531324777032048_n

Dichas reacciones que han llegado a cabrearme, como lectora, me hacen darle la enhorabuena a Marissa, ya que nos ha hecho tan del argumento, que cuando uno de los personajes se equivoca, mete la pata o es, simple y llanamente, “tonto” (por no decir algo peor), nos sienta mal. Y si algo nos hace sentir bien, mal, enfadarnos, enamorarnos, llorar, reír, sentirnos… fogosos, es porque el escritor ha sabido transmitir lo que deseaba y que sus personajes desprendan esa empatía que nos hace meternos en su historia.

La trama sexual sigue dando mucho juego, solo que está mejor complementada que la anterior con un cuadro mucho más versátil, ya que no es lo mismo unas vacaciones de lujo sin más preocupaciones que las que precisamente los unió que nuestro día a día, nuestro trabajo y vivencias personales ya más desarrolladas.

En esta segunda entrega, se vive más de cerca lo bueno y lo malo. Sus defectos y virtudes, sus deseos, miedos y secretos.

Paul, puede llegar a ser tan atractivo como misterioso, exigente, bobo y terco. Y Marina, no menos terca, puede llegar a ser un poco tonta o fácil de convencer con sexo. Creo que a pesar de ser personajes inteligentes y picantes, también tienen mucho de inocentes. Os invito a conocer en esta segunda parte a otros muchos secundarios que nos darán muchos dolores de cabeza, pero que ayudarán a tener un final digno del comienzo de la saga.

No digo más, solo recomendar la novela. Mucho mejor que la primera. Eso sí, habrá páginas que… mejor tener una tila cerca si eres de los que se cabrea con las tonterías humanas. JA, JA.

Enhorabuena, Marissa. Esperando tu siguiente obra.

___________________________

Publicado por María del Pino.

Anuncios

Autor: mariadelpinoblog

Escritora, ilustradora, ex-locutora de radio, guionista y actualmente directora en el mundo audiovisual con una película en montaje y varios cortometrajes a punto de salir del horno.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s