¿Olvidarás mi nombre?, de Gabino Sánchez Llamazares.

Hace poco tuve el placer de conocer a Gabino Sánchez Llamazares, autor de “¿Olvidarás mi nombre?”, gracias a Librería Luque. Ellos me llamaron y me pusieron en contacto con él para presentar su novela en una de las instalaciones de la Fundación CajaSur.

DSC_0287Acepté no teniendo casi ni tiempo de respirar, entre un viaje y otro, etc, pero acepté porque el nombre en sí ya me parecía que merecía la pena. Las atractivas palabras “olvidarás” y “mi” captan la atención, sobre todo si las metes en una pregunta en la que “nombre” se refiere más a tu yo interior que a un nombre u apodo por el que nombrarte.

A falta de tiempo, comencé su lectura el día de antes de la presentación. UNA LOCURA, ¿verdad? Lo arriesgué todo a que me gustase y atrapase así como hizo. Me leí las páginas. O más bien, me las bebí gustosa. El comienzo del relato es algo más pausado en el que Gabino, con su delicadea narrativa te va seduciendo aun sin decirte mucho de la historia base en sí. Conforme prosigues con su lectura, las intra-historias que te cuenta te van atrapando lentamente a pesar de no tener mucho que ver con el eje central, que no es otro que la entreñable y real historia de una pareja de ancianos enamorados.

Dicen que el amor son no sé qué extraños “cortocircuitos” que producen nuestras neuronas en el cerebro cuando una persona nos gusta y atrae. Exponen que eso se pasa a los tres años y el resto, es cariño, convivencia y respeto, pero que el amor, como tal, finalmente y por desgracia muere. Yo quiero creer que la vida, como en esta historia, sigue su curso así como el amor de ambos protagonistas que hasta la última página se va reflejando en historietas, anécdotas y miles de gestos cariñosos. Un hombre romántico sin rozar lo empalagoso nos guía de la mano a través de su vida y de su gran amor hacia “su niña”.

DSC_0290¿Cómo es posible ver la belleza en las arrugas del rostro, en una mirada que puede parecernos marchita por los años pero a la vez contemplarla como aquella primera con la que nos enamoró? Pues Gabino tiene la respuesta y nos lo muestra entre bellas frases que nacen del alma pura de este personaje tan peculiar.

La historia en sí narra cómo esta pareja se enfrenta a la enfermedad de uno de ellos y de cómo a pesar del amor familiar, siempre hay un pequeño egoísmo. El deterioro físico y mental de ambos va pasando factura con los años y él, rememora los buenos tiempos cuando aún era joven, cuando nacieron sus hijos y cuenta las historias de “y dices tú de mili”, sin ese toque que a muchos se les hace pesado porque cuando un mayor narra sus vivencia, narra la sabiduría e historia que encierra una época en la que él o ella vivió y que tú, por más que leas o creas saber, no pudiste vivir.

Recomiendo su lectura por la hermosura de los sentimientos descritos, la empatía y, sobre todo, por ese final tan perfecto para esta historia que avanza en sentimientos a cada paso que das con el protagonista.

Enhorabuena, Gabino. Fue un placer leerte, conocerte y compartir contigo un pedazo de literatura.

DSC_0276

____________________________

Publicado por: María del Pino.
AVISO LEGAR: Gran parte del contenido de este blog se encuentra protegido por el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual.

Anuncios

Autor: mariadelpinoescritora

Escritora, productora, ex-locutora de radio, fotógrafa, guionista y actualmente directora en el mundo audiovisual con una película en montaje y varios cortometrajes a punto de salir del horno.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s